COMO SER REPRESENTANTE O AGENTE FIFA - VIVIR DEL DEPORTE






Cuando hablamos de FIFA, como su nombre indica, nos referimos al fútbol. La Fédération Internationale de Football Association (Federación Internacional de Fútbol Asociación), universalmente conocida por sus siglas FIFA, es la institución que gobierna a todas las federaciones de fútbol del planeta.


Entendemos como Agente FIFA aquella persona que se dedica a la representación de jugadores de fútbol.


Para obtener la licencia de agente de jugadores es imprescindible aprobar un examen escrito, excepto si el representante son los padres, hermanos, esposa del futbolista o abogados del mismo. Como es el caso de Lionel Messi, donde el representante es su propio padre.


¿Cómo se puede acceder al examen que se celebra en la RFEF?

- La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) convoca los exámenes a través de su página web www.rfef.es. La RFEF podrá convocar exámenes dos veces a año, en los meses de marzo y septiembre. La FIFA fija las fechas exactas en enero y junio de cada año y en cada convocatoria del examen se determina el número de plazas disponibles.  (MÁS SOBRE EL EXAMEN)



España, con cerca de 600, es el país del mundo con más agentes FIFA, seguido de Italia e Inglaterra. El mercado está saturado, pero eso no impide que cada año decenas de personas se planten en la sede de la RFEF para participar en las pruebas que convoca la FIFA en los meses de marzo y septiembre. Sólo por presentarse ya tienen que pagar 400 euros. El examen contiene veinte preguntas tipo test sobre FIFA, RFEF, derecho nacional e internacional, y para aprobar son necesarios 14 aciertos. Una vez superado, el nuevo agente debe cumplimentar un seguro de responsabilidad civil de unos 600 euros y la cuota anual federativa, de 861 euros. La licencia vence a los cinco años de la fecha de emisión, y quien quiera continuar ejerciendo deberá superar de nuevo el examen.


España es el país con más licencias del mundo, pero no todos firman contratos millonarios, existe una doble cara en este negocio y a continuación presentamos dos casos bien distintos de agente FIFA. (Gracias a la información de http://vmrobledo.com y deporadictos.com).


Exponemos primero la cara bonita de ser agente FIFA:

Santi Castelló, agente y socio de la agencia de representación de futbolistas Eleven Sports. Este fisioterapeuta, que también ha sido entrenador durante 12 años de fútbol base, formó parte de IMG, la mayor agencia de representación de deportistas existente en la actualidad. A finales de 2011, IMG decidió cerrar su división de fútbol en todo el mundo incluida su delegación en España. Santi Castelló y cuatro socios más decidieron en ese preciso momento mantener a sus clientes y fundar una nueva agencia especializada en futbolistas: Eleven Sports.

Santi Castelló en la sede de su agencia.
Entre sus clientes se encuentran jugadores como Alex Fernández, Nacho Fernández, Ander Herrera, Kun Agüero, Jordi Amat, Felipe Caicedo, Palop o Pablo Ibáñez. Castelló se sienta a la mesa y lo primero que hace es colocar sobre la misma su smartphone y su Ipad. Son dos herramientas fundamentales en su trabajo. A menudo se habla de los agentes pero no muchas veces se puede acceder a ellos desde la prensa.

El futbolista Nacho Fernández, del Real Madrid, es uno de los jugadores representados por Castelló.
¿En qué consiste tu trabajo? ¿Cuál es tu día a día?
No existe un día a día, la agenda va acorde al mercado. En el día a día desde septiembre a diciembre y luego de febrero a junio lo que intentamos es prepararnos con antelación buscando las necesidades que los equipos tienen que cubrir. Previamente tenemos clientes potenciales que son susceptibles de cambiar de equipo, algunos que terminan contrato u otros están haciendo muy buen año y necesitan otras perspectivas buscando nuevos clubes o también clientes que tenemos en un filial que pueden salir cedidos o en venta. Debemos ser siempre ágiles y contactar con los directores deportivos. Nuestro trabajo consiste en intentar averiguar las necesidades del mercado, fundamentalmente en Primera y Segunda División. Realizamos también reuniones previas con nuestros socios internacionales para ver si podemos cubrir las necesidades de algún cliente en sus mercados o a la inversa, siempre previo estudio de las posiciones concretadas por los equipos. Hay días de mucha carga de trabajo, viajes, visitas a clubes y de reuniones con muchos equipos.
En la película ‘Jerry Maguire’, en la que Tom Cruise interpretaba a un representante de deportistas, él estaba prácticamente todo el día enganchado al teléfono, haciendo mil llamadas. ¿Te sientes identificado con eso?
Mucho trabajo se realiza por teléfono. Como comentaba anteriormente esto no es un trabajo, es una forma de vida. No tienes una horario fijo, puedes tener días muy tranquilos o puede ser que a las once de la noche recibas una llamada de un problema importante de un cliente.  Incluso a veces cuando me levanto tengo una agenda más o menos planificada en mi cabeza, pero durante el día cambia todo, el teléfono es una grandísima herramienta de ayuda para este trabajo.
Incidiendo en este tema, en la serie ‘Entourage’, que va de un representante de actores, Ari, que es un poco ‘workaholic’. Lo mismo que Jerry Maguire. Están completamente enganchados al trabajo, lo cual les trae problemas en sus relaciones familiares… ¿Eso existe?
Existe. Estoy casado desde hace siete años y tienes que encontrar una persona especial a tu lado, en ocasiones no puedes evitar pensar en el trabajo, muchas veces tu entorno debe entender lo peculiar que es. La llamada que recibes un domingo a las doce de la noche puede ser contestada también un lunes a primera hora de la mañana, salvo en ciertas ocasiones que lo requiera. El mercado de invierno, periodo muy exigente de trabajo, sobrepasa varias veces el límite, pero, durante el resto del año, intento entender la importancia justa de las llamadas. La organización es fundamental. En nuestro caso somos siete personas trabajando en la agencia, todos entendemos el esfuerzo y sacrificio que conlleva esta profesión, es fundamental.
¿Qué opinas de los que piensan que se trata a los futbolistas como mercancía?
Creo que como todo en esta vida hay negocios con muchos estilos. Existen policías malos, buenos o regulares, con los agentes de deportistas pasa lo mismo. Por nuestra filosofía el objetivo es tener pocos clientes y muy buenos. El trato con ellos debe ser siempre directo. Interpreto que una agencia, para hacer un buen trabajo, no debe sobrecargarse. Es casi imposible que pase una semana o diez días y no vea o coma con uno de nuestros clientes. Hablo con ellos tres o cuatro veces por semana.
¿Puedes decir que son amigos personales?
Muchos de ellos sí. Somos una empresa de servicios. Nuestros jugadores son clientes. Si ellos mañana están en desacuerdo con nosotros contratarán otra empresa de servicios. Se trata de un trabajo muy especial donde convivimos muchas horas juntos. Conozco a los chicos desde los 15 o 16 años, su vida, sus gustos y su entorno familiar y la relación se convierte en personal con unos más que con otros, pero con todos ellos es especial y dejan de ser algo más que un cliente. No tratamos a nadie como mercancía, les tenemos una gran estima y un gran cariño a todos.
¿Es verdad que los mayores interesados en que se produzcan traspasos millonarios son los representantes?
No. La gente creo que tiene un concepto equivocado ya que a priori un agente no gana dinero con un traspaso. Si lees un contrato de representación entre el agente y su cliente, existe un porcentaje para el agente sobre el sueldo del futbolista. Nosotros nunca hemos cobrado ni un solo euro por un traspaso.
¿Qué porcentaje se lleva un representante del salario de un jugador?
Normalmente los honorarios de un agente dependen del acuerdo al que llegues con tu cliente, lo normal es que varíe entre un 5% y un 10%.
¿La situación económica del país y del fútbol en España hace que este deporte siga siendo rentable?
Hay muy pocos clubes que no arrojen déficit. No me compraría mañana un club como inversión para ganar dinero. En este país la mayoría de los clubes son sociedades anónimas deportivas.
Si no son rentables, ¿crees que los jugadores deberían ganar menos dinero?
Hoy en día ganan menos dinero que ganaban hace cinco años. El sueldo medio de un jugador, sin entrar en los salarios de los grandes cracks, ha bajado.
¿En cuánto está?
Hay un mínimo marcado por ley, unos 120.000 € en Primera División y 60.000 € en Segunda. Hace cinco o diez años, un jugador medio de Primera División quizá estuviera ganando 400.000 €, puede que ahora gane 200.000 €. Evidentemente solo aparece información sobre grandes futbolistas. Me gustaría que también nos acordáramos de jugadores que han estado jugando en Segunda División y Segunda B estos últimos diez o doce años y que hoy, ya retirados, están pasando apuros económicos. Existe otra realidad en el fútbol.
Volvemos a ‘Jerry Maguire’, a la secuencia famosa de la película en la que Cuba Gooding Jr le pide a Tom Cruise que le enseñe la pasta (“Show me the money”). Se ve cómo el agente tiene que hacerle la pelota a su cliente para no perderlo. Se presenta a algunos deportistas como niños consentidos. ¿Te sientes reflejado en ello?
No. Creo que hacer la pelota no es mi trabajo. Nuestro trabajo muchas veces consiste en razonar con los padres y con el cliente para poder llegar a un punto de entendimiento. Intentamos que sean mejores y educarles. Antes de captar un cliente no sólo nos fijamos en sus condiciones futbolísticas, también en su entorno y en su persona. Evidentemente, siempre pueden haber diferencias, no tenemos ninguna queja de ninguno de nuestros clientes. Hay que intentar acercarles la verdadera realidad de fútbol.

Pero no es oro todo lo que reluce, aquí te presentamos el caso de Antonio Abril:
Cada fin de semana un primo de Pedro León se enfunda la camiseta del Real Murcia cadete. Se llama Jesús Gil García, tiene 15 años y quienes le han visto jugar dicen que guarda un enorme parecido con su pariente, físico y futbolístico. En vista del interés que despertó en varios equipos, sus padres decidieron hace un tiempo dejar que un representante se encargara de sus asuntos deportivos. El elegido fue Antonio Abril, un joven de Cehegín al que se puede ver cada fin de semana en la grada de cualquier campo de fútbol murciano. Antonio es agente FIFA y lleva a quince jugadores de los más destacados de la región, pero su perfil nada tiene que ver con el del representante con trajes de Armani y mesa diaria en restaurantes de cinco estrellas.

Siendo chaval, cuando dos de sus mejores amigos entraron en las categorías inferiores del Barça y el Villarreal, Antonio Abril empezó a llamarle la atención la figura del agente de futbolistas. Miró y remiró en Internet, consultó con gente del fútbol y ya con 22 años decidió presentarse a uno de los exámenes en la sede de la RFEF para obtener su licencia FIFA. “Resultó bastante difícil. Yo me pasé unos cuantos meses preparándolo. Nos presentamos 164 personas, y sólo aprobamos 42”, recuerda.

Hoy, a sus 25 años, Antonio compagina su trabajo dentro del negocio familiar –una empresa de distribución– con la representación de futbolistas. Al igual que ellos, ha tenido que empezar su carrera como agente desde el barro de las categorías inferiores. Sus jugadores se reparten en su mayoría en equipos murcianos desde Tercera división hasta cadetes. Espín, el mismo amigo que fichó por el Villarreal en edad juvenil, es hoy el futbolista más importante que tiene en cartera. Juega en Segunda B en las filas del Eibar.

Quien crea que ser agente consiste en llenarse los bolsillos mientras el chaval en cuestión se juega los tobillos se equivoca. Detrás hay un trabajo laborioso, con muchas llamadas telefónicas, muchos informes escritos y muchos kilómetros de carretera: “Entre semana puedo dedicarle unas quince horas. Almaceno en el ordenador toda la información posible: estadísticas, características técnicas, aspectos deportivos y también humanos. Luego, los sábados y domingos me los paso recorriendo campos. No vuelvo a casa ni para comer”. Cuando no puede, suele llamar a los padres para que le cuenten cómo ha ido el partido. También son frecuentes durante todo el año los viajes a torneos de juveniles o cadetes. “Procuro ir informándome sobre futbolistas a los que llevo en seguimiento por si me pueden interesar en el futuro”, afirma.

El precio de ser agente

España, con cerca de 600, es el país del mundo con más agentes FIFA, seguido de Italia e Inglaterra. El mercado está saturado, pero eso no impide que cada año decenas de personas se planten en la sede de la RFEF para participar en las pruebas que convoca la FIFA en los meses de marzo y septiembre. Sólo por presentarse ya tienen que pagar 400 euros. El examen contiene veinte preguntas tipo test sobre FIFA, RFEF, derecho nacional e internacional, y para aprobar son necesarios 14 aciertos. Una vez superado, el nuevo agente debe cumplimentar un seguro de responsabilidad civil de unos 600 euros y la cuota anual federativa, de 861 euros. La licencia vence a los cinco años de la fecha de emisión, y quien quiera continuar ejerciendo deberá superar de nuevo el examen.

Pese a toda la normativa, existe un alto porcentaje de representantes ejerciendo de forma ilegal. Hablan con el futbolista, intervienen en sus negociaciones y se llevan el porcentaje correspondiente, pero sin licencia FIFA de por medio: “Hay mucha competitividad. Me atrevería a decir que hay más agentes sin licencia que con ella, pero ante eso no puedes hacer nada”, confiesa Antonio. Las únicas excepciones que recoge la FIFA son los padres, hermanos o esposa del jugador en cuestión, además de los abogados.

Antonio sabe que los agentes están mal vistos por parte de muchos aficionados. La imagen de nuevos ricos con traje de Armani de la que hablábamos al principio perjudica a todo el sector, pese a ser una minoría: “La gente no entiende la función que tenemos. Creen que nos estamos llevando el dinero, sin saber el trabajo que lleva detrás y la ayuda que hacemos al futbolista, pero un agente normal no puede vivir de la representación a no ser que sea de un perfil alto o medio alto. Yo ahora mismo no gano nada con esto. Si vas con un chaval a hacer pruebas tienes que pagar transporte, hotel, gasolina, más los gastos de manutención de la licencia. Es más, a veces incluso pierdo. Lo hago como inversión a largo plazo”. El próximo sábado su despertador volverá a sonar muy temprano para seguir a sus jugadores por los campos murcianos de fútbol.
Esperamos que este artículo te ayude a entender mejor como optar a ser representante o agente FIFA, y que aprendas que no es un camino tan fácil como parece.

by Xavi Molina


FUENTES:

5 Responses so far.

  1. Creo que hay que pagar más por la licencia o eso tenía entendido...

  2. McLero says:

    Segun la información que tenemos, esos son los datos, si puedes contrastarlos siempre va bien.

    ;)

  3. Dani says:

    En España se ha creado el primer Master Oficial para convertirse en representante de deportistas y artistas. Aquí tenéis más información http://deporadictos.com/como-ser-representante-de-deportistas-y-donde-obtener-la-formacion-necesaria/

  4. pilichi79 says:

    Yo tuve que pagar 950€ para hacer el examen en la RFEF.

  5. Blogger says:

    +$3,624 PROFIT last week!

    Receive 5 Star verified winning picks on NFL, NBA, MLB and NHL + Anti-Vegas Smart Money Signals!!!

Leave a Reply